IES VIRGEN DEL MAR

Arquitectos:
Ahmad Ghoreishi
Kusha Ghoreishi
Guillermo Casado

Equipo de trabajo:
Pablo Iglesias Pastor (Arquitecto – Asistencia en dirección de obra)
Antonio Ramón Maldonado (Arquitecto técnico – Director de ejecución)
Antonio Cabeza (Arquitecto – Coordinador de Seguridad)

Promotor: Agencia Andaluza de la Educación

Contratista: INCOC Construcciones

Colaboradores: José Sandino (Ingeniero, cálculo estructural)

Fotografías: Quark Arquitectura

Localización: Cabo de Gata, Almería

Año: 2013

Descripción

Se trata de la ampliación y reconstrucción de un Instituto en el municipio almeriense conocido por su clima árido, paisajes desérticos y su cercanía al mar. El color blanco de la fachada evoca las construcciones vernáculas a orillas del mediterráneo. Esta fachada ordenada se dinamiza con la presencia de un gran voladizo de hormigón armado conformando un porche que crea zonas en sombra para el juego de los niños en los días calurosos de verano.

La distribución de los espacios a parte de cumplir el exigente programa de necesidades de un centro docente, facilita la correcta iluminación natural y ventilación de todas las aulas. Los sistemas de sombreamiento pasivos proyectados se han considerado los idóneos para este tipo de construcciones y clima.

Arquitectos:
Ahmad Ghoreishi
Kusha Ghoreishi
Guillermo Casado

Equipo de trabajo:
Pablo Iglesias Pastor (Arquitecto – Asistencia en dirección de obra)
Antonio Ramón Maldonado (Arquitecto técnico – Director de ejecución)
Antonio Cabeza (Arquitecto – Coordinador de Seguridad)

Promotor: Agencia Andaluza de la Educación

Contratista: INCOC Construcciones

Colaboradores: José Sandino (Ingeniero, cálculo estructural)

Fotografías: Quark Arquitectura

Localización: Cabo de Gata, Almería

Año: 2013

Descripción

Se trata de la ampliación y reconstrucción de un Instituto en el municipio almeriense conocido por su clima árido, paisajes desérticos y su cercanía al mar. El color blanco de la fachada evoca las construcciones vernáculas a orillas del mediterráneo. Esta fachada ordenada se dinamiza con la presencia de un gran voladizo de hormigón armado conformando un porche que crea zonas en sombra para el juego de los niños en los días calurosos de verano.

La distribución de los espacios a parte de cumplir el exigente programa de necesidades de un centro docente, facilita la correcta iluminación natural y ventilación de todas las aulas. Los sistemas de sombreamiento pasivos proyectados se han considerado los idóneos para este tipo de construcciones y clima.