arquitectura sostenible

Arquitectura sostenible como compromiso

ARQUITECTURA SOSTENIBLE

En nuestro Blog ya hemos hablado con profusión y entusiasmo de nuestra pasión por la arquitectura bioclimática tanto para el diseño de equipamientos o espacios de trabajo como en otro tipo de construcciones (residencial, docente, hotelero, etc.), siempre con un factor añadido de compromiso de futuro.

Y es que una de las características más importantes que tiene la concepción arquitectónica sostenible en diseño de interiores y exteriores, es su adaptabilidad al lugar y al uso que vaya a tener el proyecto sobre el que se trabaja.

Actualmente todo el mundo sueña con que su casa sea de arquitectura sostenible, respetuosa con el medio ambiente y que pueda aprovechar todos los beneficios que le aporte su entorno inmediato (condiciones climatológicas, condiciones geológicas-topográficas, materiales locales, etc.). Esta conciencia por fin predomina en la inquietud de los jóvenes y los que no son tan jóvenes.

El diseño de arquitecturas sostenibles no solo beneficia al medio ambiente que tan necesitada está, también es el principal factor para favorecer el confort de las personas que desarrollan su vida o actividad en ellas.

Los arquitectos especializados en sostenibilidad para edificios singulares no abundan especialmente, pero aquellos que nos dedicamos a esta rama sentimos un gran compromiso tanto con la finalidad de la Sostenibilidad, como con las personas que van a habitar o vivir nuestros proyectos.

Por poner un ejemplo, y basándonos en el caso de proyectos en entornos laborales como puedan ser lo espacios coworking o el diseño de oficinas, tener en consideración el emplazamiento y la orientación de nuestro edificio será muy importante:

Siguiendo con el ejemplo, en la Costa del Sol las temperaturas desde mediados de primavera a mediados de otoño son elevadas, con muchas horas de sol, por lo que un edificio de oficinas proyectado con parámetros de sostenibilidad y consciencia de su entorno inmediato tendrá como objetivo aprovechar al máximo esta ubicación, así como minimizar la radiación solar en verano, de forma que implique el menor gasto de energía en refrigeración. En invierno, en cambio, se intentará aprovechar y captar esta radiación para evitar la calefacción. La estrategia que nos permita ambas posibilidades a veces es más sencilla de lo que pensamos, ¿lamas móviles en fachada?, ¿plantar un árbol de hoja caduca frente a nuestros ventanales? En esto consiste la arquitectura sostenible, operaciones sencillas para obtener grandes beneficios.

Como decíamos, se busca el beneficioso para las personas y para el medio ambiente con multitud de estrategias para que el consumo energético sea menor, evitando así la erosión del ecosistema: láminas que repelen el calor en los acristalamientos de las ventanas, cubiertas con aislamiento ecológicos como arcilla expandida, muros con aislamientos de lana natural, adecuar la distribución interior de la construcción para una correcta funcionalidad o para aprovechar las corrientes de aire naturales que se den en el emplazamiento, el uso de vegetación interior y exterior (recursos de biofilia) que puedan ayudar a regular la temperatura y aumentar el confort de los usuarios, etc.. solo por enumerar soluciones.

Otra tipología edificatoria que se puede beneficiar mucho de esta filosofía de diseño y construcción sostenible son los hoteles, ya sean de obra nueva o edificios existentes que requieran una rehabilitación sostenible. Los hoteles por su envergadura pueden mejorar mucho su consumo e impacto medioambiental, pero también el bienestar de sus huéspedes que verán como un valor añadido, a veces determinante en su elección del establecimiento, el hecho del compromiso con la sostenibilidad.

En definitiva, el arquitecto especializado en arquitectura sostenible no solo vela por los espacios que diseña, sino que traslada, en un esfuerzo multidisciplinar, todo lo que proyecta para que las personas y el medio ambiente sean los más beneficiados, esto, sin perder la oportunidad de crear un diseño novedoso, conmovedor, respetuoso y, sobre todo, y a todos los nieves, consciente.

Como ejemplo de este tipo de arquitectura sostenible podemos hablar del proyecto HABITEC, desarrollado por Quark Arquitectura, siendo este un centro tecnológico sostenible.