Consultoría Energética Fujitsu

FUJITSU TEN ESPAÑA

Optimización Energética de la Nave de Producción

Localización: Málaga, España

Año: 2016

Descripción

La compañía quería reducir el consumo energético de su nave de producción debido al sobrecalentamiento, mejorando las propiedades de la parte de la fachada más antigua y menos aislada.

Después de realizar un análisis de radiación, estaba claro que esos muros no suponían riesgo de sobrecalentamiento. Por el contrario, considerando que la mayoría de cargas térmicas provenían del interior – maquinaria e iluminación – y que esos muros se encontraban poco expuestos a la radiación solar, su alta transmitancia era, de hecho, beneficiosa para la liberación de calor al exterior. Cualquier reducción de conductividad se traduciría en un incremento de consumo energético; cualquier incremento de inercia térmica también significaría un aumento de consumo energético (la nave opera 24/7); cualquier cambio en su absorptancia solar tendría un efecto muy pequeño o nulo.En lugar de recomendar la intervención en la fachada, el foco se puso en la ventilación. Se encontró que el consumo energético podría reducirse significativamente (hasta un 33%) combinando free-cooling con el uso del espacio de falso techo como plenum de retorno para reducir las cargas térmicas debidas a la iluminación empotrada y a la radiación solar incidente en la cubierta. De este modo, las cargas de refrigeración podrían ser totalmente eliminadas durante el invierno y sustancialmente reducidas durante el resto del año.

FUJITSU TEN ESPAÑA

Optimización Energética de la Nave de Producción

Localización: Málaga, España

Año: 2016

Descripción

La compañía quería reducir el consumo energético de su nave de producción debido al sobrecalentamiento, mejorando las propiedades de la parte de la fachada más antigua y menos aislada.

Después de realizar un análisis de radiación, estaba claro que esos muros no suponían riesgo de sobrecalentamiento. Por el contrario, considerando que la mayoría de cargas térmicas provenían del interior – maquinaria e iluminación – y que esos muros se encontraban poco expuestos a la radiación solar, su alta transmitancia era, de hecho, beneficiosa para la liberación de calor al exterior. Cualquier reducción de conductividad se traduciría en un incremento de consumo energético; cualquier incremento de inercia térmica también significaría un aumento de consumo energético (la nave opera 24/7); cualquier cambio en su absorptancia solar tendría un efecto muy pequeño o nulo.En lugar de recomendar la intervención en la fachada, el foco se puso en la ventilación. Se encontró que el consumo energético podría reducirse significativamente (hasta un 33%) combinando free-cooling con el uso del espacio de falso techo como plenum de retorno para reducir las cargas térmicas debidas a la iluminación empotrada y a la radiación solar incidente en la cubierta. De este modo, las cargas de refrigeración podrían ser totalmente eliminadas durante el invierno y sustancialmente reducidas durante el resto del año.