Sede Grupo BPS

    • Arquitectos:
      Kusha Ghoreishi
      Guillermo Casado
    • Equipo de trabajo:
      Ana Belén Pabón (Ingeniera)
      Alejandro Sannicolo (Ingeniero)
    •  Promotor: BPS Group
    •  Contratista: Paisajes del Sur SL

    • Consultores:  Rafael Cintora (Materiales ecológicos) – Bonterra Ibérica (botánica)
    • Fotografías:  Quark Arquitectura
    • Presupuesto:  350.000€
    • Localización: Peligros, Granada
    • Año: Diciembre 2011

La actuación ha tenido como objeto convertir una nave industrial que alberga oficinas en un edificio de calificación energética tipo A. La nave original poseía pésimos aislamientos en: suelo, fachada, medianera y cubierta. Los propietarios buscaban dotar a la obra de una filosofía Bio en el uso de materiales y estrategias climáticas.

La intención del proyecto ha sido reducir la demanda energética en climatización e iluminación. Existía especial interés en ejecutar cubierta y fachada vegetal para utilizarlas como laboratorio y soporte para sus actividades I+D.

La capacidad de transpirar, la inercia térmica y el ciclo de vida determinaron la elección de cada material. El objetivo ha sido construir un edificio eficiente, sano y reciclable. Puede resultar un poco paradójico que en un paisaje industrial de hormigón y chapa se ejecute un proyecto de estas características, pero el reto de la arquitectura sostenible tiene que llegar a todos los lugares, actividades y grupos sociales.

Se han combinado distintas técnicas y sistemas en una sola idea de arquitectura. Se ha recurrido a la arquitectura tradicional para elegir ciertos materiales y estrategias bioclimáticas. Pero también se ha recurrido a la tecnología para ejecutar la fachada, la cubierta vegetal y los sistemas de calefacción y ventilación.

Sede Grupo BPS

    • Arquitectos:
      Kusha Ghoreishi
      Guillermo Casado
    • Equipo de trabajo:
      Ana Belén Pabón (Ingeniera)
      Alejandro Sannicolo (Ingeniero)
    •  Promotor: BPS Group
    •  Contratista: Paisajes del Sur SL

    • Consultores:  Rafael Cintora (Materiales ecológicos) – Bonterra Ibérica (botánica)
    • Fotografías:  Quark Arquitectura
    • Presupuesto:  350.000€
    • Localización: Peligros, Granada
    • Año: Diciembre 2011

La actuación ha tenido como objeto convertir una nave industrial que alberga oficinas en un edificio de calificación energética tipo A. La nave original poseía pésimos aislamientos en: suelo, fachada, medianera y cubierta. Los propietarios buscaban dotar a la obra de una filosofía Bio en el uso de materiales y estrategias climáticas.

La intención del proyecto ha sido reducir la demanda energética en climatización e iluminación. Existía especial interés en ejecutar cubierta y fachada vegetal para utilizarlas como laboratorio y soporte para sus actividades I+D.

La capacidad de transpirar, la inercia térmica y el ciclo de vida determinaron la elección de cada material. El objetivo ha sido construir un edificio eficiente, sano y reciclable. Puede resultar un poco paradójico que en un paisaje industrial de hormigón y chapa se ejecute un proyecto de estas características, pero el reto de la arquitectura sostenible tiene que llegar a todos los lugares, actividades y grupos sociales.

Se han combinado distintas técnicas y sistemas en una sola idea de arquitectura. Se ha recurrido a la arquitectura tradicional para elegir ciertos materiales y estrategias bioclimáticas. Pero también se ha recurrido a la tecnología para ejecutar la fachada, la cubierta vegetal y los sistemas de calefacción y ventilación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies